INICIO CONTACTE

¿QUÉ ES LA FUNDACIÓN? ¿QUÉ ES ICEB? NOTICIAS PREGUNTAS
Toda actuación humana puede ser objeto de valoración moral porque tiene trascendencia en los demás o en el propio sujeto que la realiza. Nuestros actos no son moralmente indiferentes y cada decisión tiene consecuencias de las que somos responsables cuando actuamos libremente, para bien o para mal. Este planteamiento adquiere mayor relieve si la materia de nuestra actuación es directamente la persona, su salud y su vida, la historia de un ser humano y la de los semejantes que le rodean.
Miguel Ruiz Canela
Fundación Bioética
Actividades
Recortes de Prensa
 
Vídeos
Derechos Humanos. UNESCO
Ancianidad: Capicua
Cerebro feliz
Cuidados Paliativos
Demencia: a primera vista
El Cerebro Ético
Perinatal Hospice
Terapia con células madre
After Cecily
 
Enlaces
ABEM
Aborto. Atención Primaria
Aceb
ACEPRENSA
Aebi
Andoc
BioEdge
BioEdge (español)
Bioeticaweb
C-FAM
Comité Bioética España
Etica y Política
FUCEB
Humanidades Biomédicas
Institut Européen de Bioéthique
Il Centro di Ateneo
IMABE
Instituto de Bioética IBCS
Lindeboom Institute
Observatorio de Ética, Política y Sociedad
Observatorio de Bioética
SAIB
The Hastings Center
The Linacre Centre
UNESCO
 
Publicaciones
Revistas Científicas:
- Bioética & Debat
- Cuadernos de Bioética
- Imago Hominis
- IRB: Ethics & Human Research
- The Hastings Center Report
- Persona y Bioética
- Quién
Ampliar   Disminuir
Se pretende transgredir la delicada linea roja en los trasplantes de organos.
La ‚Äúdeath by donation‚ÄĚ transgrede una arraigada norma m√©dica que proh√≠be obtener √≥rganos para donaci√≥n hasta que el donante sea declarado muerto.

17/12/2019
La ‚Äúdeath by donation‚ÄĚ transgrede una arraigada norma m√©dica que proh√≠be obtener √≥rganos para donaci√≥n hasta que el donante sea declarado muerto, por lo que esta pr√°ctica deber√≠a ser considerada en el momento actual como un homicidio por terminar con una vida humana.
Se ha publicado en Intensive Care Medicine, un interesante y a la vez altamente preocupante art√≠culo, en el que se plantea la obtenci√≥n de √≥rganos para trasplantes de personas que puedan desear la eutanasia o el suicidio asistido, y que en vez de conseguir su objetivo por la v√≠a habitual, admiten ser operados en un quir√≥fano para que les extraigan los √≥rganos estando a√ļn vivos. A esto se ha denominado ‚Äúdeath by donaci√≥n‚ÄĚ, muerte por donaci√≥n, es decir, que dichas personas mueren al extraerles los √≥rganos.
El tema se plantea ante la escasez de órganos para trasplantes en la mayoría de los países desarrollados, lo que hace que se generen importantes listas de espera de pacientes que requieren un trasplante.
Ante este problema, en el art√≠culo que se comenta, se manifiesta que una soluci√≥n para estos pacientes, puede ser acudir al ‚Äúmercado negro‚ÄĚ de pa√≠ses subdesarrollados; pero hay otras opciones, como puede ser obtenerlos de una persona viva que desea morir y que se ofrece a donar sus √≥rganos en el mismo acto quir√ļrgico que le propicia la muerte.
En diversas conferencias m√©dicas internacionales, celebradas en 2018-2019, se ha debatido a cerca de la ‚Äúdonation after death‚ÄĚ, que parece se est√° practicando ya en pa√≠ses como Canad√° o el Benelux, en los que la eutanasia o el suicidio asistido est√°n legalizados.
Seg√ļn los autores la denominada ‚ÄúImminent death donation‚ÄĚ hace referencia a pacientes terminales que solicitan la eutanasia y que est√°n dispuestos a donar sus √≥rganos, en cambio en la ‚Äúdeath by donation‚ÄĚ se pueden incluir voluntarios que no padecen ninguna enfermedad, es decir, personas sanas que quieren suicidarse.
El principal problema bio√©tico que se plantea es que en la ‚Äúdeath by donation‚ÄĚ se transgrede una arraigada norma m√©dica que proh√≠be obtener √≥rganos para donaci√≥n hasta que el donante sea declarado muerto, por lo que la ‚Äúdeath by donation‚ÄĚ deber√≠a ser considerada en el momento actual como un homicidio por terminar con una vida humana, aunque sea para un fin aparentemente bueno, como puede ser obtener √≥rganos para donaci√≥n.
Adem√°s de todo ello, y al atribuir responsabilidades √©ticas a los que participan en estos actos, hay que tener en cuenta que en las pr√°cticas eutan√°sicas o en el suicidio asistido solo es necesario que intervenga un facultativo, mientras que en la ‚Äúdeath by donation ‚Äúse requiere un equipo completo de profesionales m√©dicos. Por lo que cabe preguntarse ¬Ņdeber√≠an todos los profesionales manifestar su consentimiento para participar en ese acto m√©dico claramente homicida? Y adem√°s, ¬Ņel receptor de los √≥rganos deber√≠a expresar tambi√©n su consentimiento a recibir √≥rganos de una persona viva que se ofrece a morir para que puedan extraer sus √≥rganos?
Ciertamente es un paso m√°s en la enloquecida carrera de terminar con vidas humanas, pues la ‚Äúdeath by donation‚ÄĚ es un acto homicida, como a nuestro juicio tambi√©n lo es la eutanasia, especialmente si, como se atestigua en otro art√≠culo del New England Journal Medicine (cita 16 del art√≠culo), de las 3882 muertes por eutanasia o suicidio asistido realizadas en Holanda y B√©lgica, en el a√Īo 2013, 1047 (27%) se llevaron a cabo sin ser solicitadas por los enfermos, y consecuentemente sin su consentimiento.
 
Biblioteca
Actividades
Documentos
Investigación
Selección de temas
 
Cursos
  Cuidados Paliativos
(on-line)
Comités Éticos Asistenciales (on-line)
Metodología para la Toma de Decisiones Éticas
(on-line)
 
¿Quiénes somos?
Equipo Directivo
Actividades
Memorias anuales
Contacta
News
Enlaces
 
 
 

 

  2009 Fundación Bioética
[ARCHIVO]
27 de febrero de 2020