INICIO CONTACTE

¿QUÉ ES LA FUNDACIÓN? ¿QUÉ ES ICEB? NOTICIAS PREGUNTAS

Nos vestimos para que nos quieran.
Dominguez, A.

Fundación Bioética
Actividades
Recortes de Prensa
 
Vídeos
Derechos Humanos. UNESCO
Ancianidad: Capicua
Cerebro feliz
Cuidados Paliativos
Demencia: a primera vista
El Cerebro Ético
Perinatal Hospice
Terapia con células madre
After Cecily
 
Enlaces
ABEM
Aborto. Atención Primaria
Aceb
ACEPRENSA
Aebi
Andoc
BioEdge
BioEdge (español)
Bioeticaweb
C-FAM
Comité Bioética España
Etica y Política
FUCEB
Humanidades Biomédicas
Institut Européen de Bioéthique
Il Centro di Ateneo
IMABE
Instituto de Bioética IBCS
Lindeboom Institute
Observatorio de Ética, Política y Sociedad
Observatorio de Bioética
SAIB
The Hastings Center
The Linacre Centre
UNESCO
 
Publicaciones
Revistas Científicas:
- Bioética & Debat
- Cuadernos de Bioética
- Imago Hominis
- IRB: Ethics & Human Research
- The Hastings Center Report
- Persona y Bioética
- Quién
Ampliar   Disminuir
Clic para ampliar
Aspectos médicos y bioéticos del trasplante de pene
El trasplante de pene, desde un punto de vista bioético, plantea un controvertido dilema, fundamentalmente debido a la necesidad de mantener al paciente con terapia inmunosupresora de por vida, a la escasez de donantes y el elevado coste económico del proceso.

21/10/2019
En mayo de 2018, publicamos en Bio√©tica Press un amplio informe sobre aspectos m√©dicos y bio√©ticos del trasplante de pene en el cual comentamos los dos primeros casos, uno en Gzangzhou (China), que result√≥ infructuoso y un segundo exitoso realizado en el Hospital Tygerberg de Ciudad del Cabo, en Sud√°frica. Este √ļltimo se llev√≥ a cabo en diciembre de 2014. El paciente era un var√≥n de 21 a√Īos que hab√≠a perdido su pene como consecuencia de una severa infecci√≥n secundaria a una circuncisi√≥n realizada 3 a√Īos antes. Como se ha comentado, la intervenci√≥n fue un √©xito, pues a los 24 meses despu√©s del trasplante, el paciente pod√≠a orinar de pie, tener erecciones y orgasmos, con eyaculaci√≥n normal. Incluso pudo su esposa quedarse embarazada y tener un hijo.
Seg√ļn relatamos en nuestro anterior informe, y ahora se comenta m√°s ampliamente (ver AQU√ć), el segundo trasplante de pene exitoso se realiz√≥ en mayo de 2016 en el Hospital General de Massachussets en Boston, a un paciente el que se le hab√≠a practicado una penectom√≠a subtotal por un c√°ncer. A los siete meses de la intervenci√≥n, el paciente pod√≠a orinar de pie y hab√≠a recuperado parcialmente la sensibilidad del pene y ten√≠a una funci√≥n er√©ctil normal. Aunque tuvo algunas complicaciones m√°s, el paciente parece satisfecho con el resultado de la intervenci√≥n.
En abril de 2017, el mismo equipo que realizó el trasplante de pene en el Hospital Tygerberg, realizó otro trasplante, del que no se tiene más información clínica.
El 26 de marzo de 2018 se llevó a cabo otro en el Hospital Johns Hopkins, en Baltimore, a un militar que había sufrido una grave amputación debido a un accidente bélico en Afganistán (ver más). El grave accidente había afectado, no solo a pene y escroto, sino también a parte del área adbomino pélvica y a parte del tejido de la zona. En el momento actual el paciente orina normal de pie, y aunque no es sexualmente activo, tiene frecuentes erecciones parciales y ocasionalmente alguna completa.
A la vista de estas experiencias clínicas, tanto el Hospital Tygebert, como el de la Universidad Johns Hopkins, están preparando equipos especiales para realizar nuevos trasplantes de pene.
Desde un punto de vista √©tico, ya comentamos en nuestro anterior informe, que ‚Äúsiempre y cuando la t√©cnica m√©dica se considere segura, el juicio bio√©tico habr√° que establecerlo en funci√≥n del riesgo-beneficio que la intervenci√≥n conlleva. Pero como el trasplante de pene, a nuestro juicio, no es una pr√°ctica dirigida a salvar una vida, sino a mejorar sus condiciones, la raz√≥n bio√©tica para justificar el trasplante es que realmente la intervenci√≥n mejora la calidad de vida del paciente‚ÄĚ. En el informe que ahora estamos comentando se considera que, desde un punto de vista bio√©tico, el trasplante de pene plantea un controvertido dilema, fundamentalmente debido a la necesidad de mantener al paciente con terapia inmunosupresora de por vida, a la escasez de donantes y el elevado coste econ√≥mico del proceso.
Un aspecto particular de este tipo de t√©cnica quir√ļrgica hace referencia a los pacientes trasg√©nero que desean ser tratados con reasignaci√≥n quir√ļrgica sexual. En nuestro anterior informe, comentamos que ‚Äúun aspecto particular se da en el trasplante de pene en la comunidad transg√©nero, pues en esta ocasi√≥n el procedimiento t√©cnico puede tener m√°s riesgos y ser m√°s complejo que los casos anteriores, dado que el trasplante sebe ser precedido por una reconstrucci√≥n de la uretra externa, reconstrucci√≥n de escroto y eliminaci√≥n de la vagina. Esta circunstancia hace que el riesgo-beneficio de esta intervenci√≥n debe ser considerado m√°s estrictamente‚ÄĚ.
En el art√≠culo que ahora comentamos al referirse a la poblaci√≥n transg√©nero √ļnicamente hace referencia que √©sta puede ser un grupo adicional que ampl√≠e el uso del trasplante de pene, pero sin realizar ning√ļn comentario m√©dico ni bio√©tico a ello.
 
Biblioteca
Actividades
Documentos
Investigación
Selección de temas
 
Cursos
  Cuidados Paliativos
(on-line)
Comités Éticos Asistenciales (on-line)
Metodología para la Toma de Decisiones Éticas
(on-line)
 
¿Quiénes somos?
Equipo Directivo
Actividades
Memorias anuales
Contacta
News
Enlaces
 
 
 

 

  2009 Fundación Bioética
[ARCHIVO]
6 de diciembre de 2019