INICIO CONTACTE

¿QUÉ ES LA FUNDACIÓN? ¿QUÉ ES ICEB? NOTICIAS PREGUNTAS
Toda actuación humana puede ser objeto de valoración moral porque tiene trascendencia en los demás o en el propio sujeto que la realiza. Nuestros actos no son moralmente indiferentes y cada decisión tiene consecuencias de las que somos responsables cuando actuamos libremente, para bien o para mal. Este planteamiento adquiere mayor relieve si la materia de nuestra actuación es directamente la persona, su salud y su vida, la historia de un ser humano y la de los semejantes que le rodean.
Miguel Ruiz Canela
Fundación Bioética
Actividades
Recortes de Prensa
 
Vídeos
Derechos Humanos. UNESCO
Ancianidad: Capicua
Cerebro feliz
Cuidados Paliativos
Demencia: a primera vista
El Cerebro Ético
Perinatal Hospice
Terapia con células madre
After Cecily
 
Enlaces
ABEM
Aborto. Atención Primaria
Aceb
ACEPRENSA
Aebi
Andoc
BioEdge
BioEdge (español)
Bioeticaweb
C-FAM
Comité Bioética España
Etica y Política
FUCEB
Humanidades Biomédicas
IEB
Il Centro di Ateneo
IMABE
Instituto de Bioética IBCS
Lindeboom Institute
Observatorio de Ética, Política y Sociedad
Observatorio de Bioética
SAIB
The Hastings Center
The Linacre Centre
UNESCO
 
Publicaciones
Revistas Científicas:
- Bioética & Debat
- Cuadernos de Bioética
- Imago Hominis
- IRB: Ethics & Human Research
- The Hastings Center Report
- Persona y Bioética
- Quién
Ampliar   Disminuir
30 a√Īos de la primera ley de reproducci√≥n humana asistida
El 40% de europeos que viaja para tratamientos de fertilidad acude a centros espa√Īoles animado por la ley que permite acceso a mujeres solas y anonimato del donante

12/11/2018
Hace tan s√≥lo unos d√≠as que el Ministerio de Sanidad hizo p√ļblicos los datos de Registro Nacional de Actividad de la Sociedad Espa√Īola de Fertilidad (SEF). Y las cifras hablan por s√≠ solas: en 2016 se realizaron 138.553 ciclos de FIV y 36.463 de inseminaci√≥n artificial en algunos de los 307 centros p√ļblicos y privados que realizan estas t√©cnicas en el pa√≠s. Y buena parte de ellos, 12.939, fueron a pacientes extranjeras (el 39 por ciento francesas y el 19 por ciento italianas) que hab√≠an acudido al pa√≠s fundamentalmente por una legislaci√≥n m√°s favorable y alta calidad en los tratamientos.
Con m√°s del 80 por ciento de los ciclos realizados en centros privados, la Fundaci√≥n IDIS que aglutina el parecer del sector sanitario privado, saca pecho sobre las cifras espa√Īolas: ‚ÄúEspa√Īa es la primera potencia europea en reproducci√≥n humana asistida por n√ļmero de cl√≠nicas y ciclos, seg√ļn los datos presentados por la Sociedad Europea de Reproducci√≥n Humana y Embriolog√≠a (ESHRE, por sus siglas en ingl√©s). Cerca de 40.000 beb√©s nacen anualmente en nuestro pa√≠s mediante estas t√©cnicas y entre 10.000 y 15.000 parejas viajan a nuestro pa√≠s cada a√Īo en busca de tratamientos de reproducci√≥n asistida‚ÄĚ.
De hecho, de acuerdo con la Asociaci√≥n Nacional para Problemas de Fertilidad (Asproin), ‚ÄúEspa√Īa es el destino preferido por los extranjeros para someterse a t√©cnicas reproductivas, con casi un 40 por ciento del turismo de fertilidad europeo, cifra que contin√ļa en aumento‚ÄĚ.
Desde la Fundaci√≥n IDIS se explica que ‚Äúlos motivos por los cuales la gente viaja al extranjero en busca de un tratamiento de fertilidad pueden clasificarse en tres categor√≠as: coste, calidad y disponibilidad del tratamiento. A menudo se da una combinaci√≥n de varios de los motivos se√Īalados. Un estudio europeo ha puesto de manifiesto que una raz√≥n para viajar al extranjero con el fin de recibir tratamiento de fertilidad son las restricciones legales del pa√≠s de origen como l√≠mites en el n√ļmero de embriones transferidos.
No en vano, la legislaci√≥n espa√Īola se considera que ha sido el principal atractivo para consolidar al pa√≠s como destino de turismo reproductivo: ‚ÄúLa mayor√≠a de los extranjeros acuden a Espa√Īa debido a que en sus pa√≠ses la legislaci√≥n no permite la fecundaci√≥n in vitro asistida en algunos casos, como a las madres solteras o a las parejas homosexuales [no s√≥lo no se financia sino que en algunos casos se proh√≠be expresamente]. Tambi√©n se da el caso de que las donaciones de semen y √≥vulos [en otros pa√≠ses, incluidos algunos con legislaciones de reproducci√≥n asistida bastante cercanas a la espa√Īola como Reino Unido] no son an√≥nimas.Esta falta de anonimato provoca que muchos posibles donantes terminen desechando la idea, lo cual, a su vez, provoca que las listas de espera sean largu√≠simas, de incluso varios a√Īos‚ÄĚ.
Algunos pa√≠ses como Alemania, Italia, Noruega, Austria o Suiza incluso proh√≠ben la donaci√≥n de √≥vulos. A todo ello, la Fundaci√≥n IDIS a√Īade que los tratamientos son m√°s econ√≥micos y adem√°s ‚Äúpor suerte, contamos con un servicio envidiable de atenci√≥n m√©dica post tratamiento‚ÄĚ.
Pese a ser destino preferente en turismo reproductivo, Ester Farnos, profesora de Derecho Civil de la Universidad Pompeu Fabra, reflexionaba, con motivo de la monograf√≠a de la Fundaci√≥n V√≠ctor Grifols al respecto, c√≥mo en materia de maternidad subrogada son precisamente los espa√Īoles quienes acuden a otros pa√≠ses.
La Ley 35/1988 sobre t√©cnicas de reproducci√≥n asistida espa√Īola fue una de las primeras en promulgarse de Europa, lo hizo cuatro a√Īos despu√©s del nacimiento de la primera ni√Īa concebida por FIV en Espa√Īa, en el Instituto Dexeus, cuando los ovocitos todav√≠a se consegu√≠an por laparoscopia y a√ļn no exist√≠a la posibilidad de ISCI.
En paralelo al nacimiento del diagnóstico genético preimplantacional y a la mejora de las técnicas de crioconservación surgieron los programas de donación de ovocitos y de embriones, y hubo que dar respuesta al problema del destino de los preembriones supernumerarios, lo que llevó a reformar la ley en 2003. La nueva norma autorizó, con fines de investigación, los preembriones que se encontraban crioconservados con anterioridad a 2003 bajo condiciones bastante restrictivas y limitó a tres los ovocitos máximos que podían producirse en cada ciclo reproductivo.
La Ley 14/2006 sobre técnicas de reproducción humana asistida volvió a introducir importantes novedades, listó las técnicas permitidas, prohibió la clonación humana con fines reproductivos y eliminó la diferencia sobre el uso de los preembriones crioconservados previos a 2003, entre otras cuestiones.
Y si las leyes han tenido que ir adapt√°ndose a las opciones que abre la mejora de las t√©cnicas de reproducci√≥n asistida, la pr√°ctica cl√≠nica tambi√©n lo ha hecho. El esfuerzo se ha dirigido en buena medida, seg√ļn explica Luis Mart√≠nez Navarro, presidente de la Sociedad Espa√Īola deFertilidad (SEF), a reducir los partos m√ļltiples. Recuerda que ‚Äúel gemelo para nosotros no es un √©xito por los riesgos que entra√Īa y porque debemos tratar de adaptarnos m√°s a la reproducci√≥n natural de la mujer‚ÄĚ. Sus palabras se traducen con facilidad en cifras: los datos del √ļltimo registro de fertilidad muestran que se han reducido al 17 por ciento los partos m√ļltiples tras FIV con √≥vulos propios y al 20 por ciento con √≥vulos de donante, lo que implica una ca√≠da del 5 por ciento y del 8 por ciento, respectivamente en un lustro.
Laura G. Iba√Īes
6 noviembre, 2018
 
Biblioteca
Actividades
Documentos
Investigación
Selección de temas
 
Cursos
  Cuidados Paliativos
(on-line)
Comités Éticos Asistenciales (on-line)
Metodología para la Toma de Decisiones Éticas
(on-line)
 
¿Quiénes somos?
Equipo Directivo
Actividades
Memorias anuales
Contacta
News
Enlaces
 
 
 

 

  2009 Fundación Bioética
[ARCHIVO]
10 de diciembre de 2018