INICIO CONTACTE

¿QUÉ ES LA FUNDACIÓN? ¿QUÉ ES ICEB? NOTICIAS PREGUNTAS

La mayor limitación del ser humano es el tiempo, su mayor liberación el paso del tiempo.

Fundación Bioética
Actividades
Recortes de Prensa
Memorias
 
Vídeos
Morir en paz
Derechos Humanos. UNESCO
Ancianidad: Capicua
Cerebro feliz
Cuidados Paliativos
Demencia: a primera vista
El Cerebro Ético
Perinatal Hospice
Terapia con células madre
 
Enlaces
ABEM
Aborto. Atención Primaria
Aceb
ACEPRENSA
Aebi
Andoc
BioEdge
BioEdge (español)
Bioeticaweb
C-FAM
Centro de Bioética, persona y familia
Comité Bioética España
Etica y Política
FUCEB
Humanidades Biomédicas
Il Centro di Ateneo
IMABE
Instituto de Bioética IBCS
Instituto de Cultura y Sociedad
Institut Européen de Bioéthique
Lindeboom Institute
Observatorio de Ética, Política y Sociedad
Observatorio de Bioética
SAIB
The Hastings Center
The Linacre Centre
UNESCO
 
Publicaciones
Revistas Científicas:
- Bioética & Debat
- Cuadernos de Bioética
- Imago Hominis
- IRB: Ethics & Human Research
- The Hastings Center Report
- Persona y Bioética
- Quién
La Eutanasia no es la solución, hay alternativa
[Leer más...]

Ampliar   Disminuir
La OMS marca 13 prioridades sanitarias urgentes para esta década
La Organización Mundial de la Salud incluye la reflexión sobre las implicaciones éticas de nuevas tecnologías como la edición genética

20/01/2020
Sus expertos han trazado estas 13 prioridades urgentes para esta década.
1. Llevar la salud al debate sobre el cambio clim√°tico
Sin tapujos, la OMS explica que la crisis clim√°tica es una crisis de salud. La poluci√≥n del aire se estima que mata a 7 millones de personas al a√Īo mientras que el cambio clim√°tico causa fen√≥menos clim√°ticos extremos que exacerban los problemas de desnutrici√≥n y alimentan la r√°pida expansi√≥n de enfermedades infecciosas como la malaria. Adem√°s, las mismas emisiones que causan el calentamiento global son responsables tambi√©n de m√°s de un cuarto de las muertes por infarto, ictus, c√°ncer de pulm√≥n y EPOC. Por ello, concluye la OMS, ‚Äúlos l√≠deres, tanto del sector p√ļblico como del privado, deben trabajar juntos para limpiar el aire y evitar el impacto sobre la salud del cambio clim√°tico‚ÄĚ.
Para afrontar este reto, la OMS dice haber conseguido ya que 80 ciudades de m√°s de 50 pa√≠ses se comprometan con las gu√≠as de calidad y reducci√≥n de la poluci√≥n que ha elaborado la OMS y este a√Īo, adem√°s el organismo mundial elaborar√° una lista de posibles pol√≠ticas a adoptar por los pa√≠ses para reducir el impacto sobre la salud de la poluci√≥n.
2. Garantizar la sanidad en situaciones de conflicto o crisis
En 2019 la mayor parte de los brotes epid√©micos que precisan una alta respuesta de la OMS se produjo en pa√≠ses que se encuentran inmersos en largos conflictos. Adem√°s se ha visto -explica la OMS- una continuaci√≥n de la tendencia a situar las instalaciones sanitarias y los trabajadores sanitarios como objetivo en estos conflictos, produci√©ndose hasta 978 ataques sobre sanitarios en 11 pa√≠ses y casi 200 muertes por esta raz√≥n. A estos ataques directos sobre los trabajadores sanitarios hay que a√Īadir las personas que se quedan sin cobertura sanitaria a veces durante a√Īos como consecuencia de los conflictos b√©licos.
La OMS dice haber respondido el pasado a√Īo a 58 situaciones de emergencia en 50 pa√≠ses el pasado a√Īo y reforzado los sistemas sanitarios de pa√≠ses en riesgo, pero recuerda que fortalecer la sanidad es s√≥lo una parte de una ecuaci√≥n en la que es imprescindible encontrar soluciones pol√≠ticas para los largos conflictos armados y proteger a los trabajadores sanitarios de los ataques.
3.Conseguir una sanidad m√°s justa
El tercer reto sanitario que plantea la OMS vuelve a dejar en evidencia que la salud no s√≥lo depende de la sanidad. El crecimiento sostenido de las desigualdades socioecon√≥micas est√°n generando cada vez mayores desigualdades en la salud de la poblaci√≥n. No s√≥lo hay 18 a√Īos de diferencia en la esperanza de vida entre la poblaci√≥n de los pa√≠ses m√°s ricos y la de los m√°s pobres, sino que esta desigualdad se ve incluso dentro de un mismo pa√≠s o una misma ciudad.
Mientras tanto, el crecimiento global de las enfermedades no transmisibles, como el cáncer, la EPOC o la diabetes, está afectando de forma desproporcionada a los países de rentas más modestas.
Para resolver esta cuestión, la OMS pide a los países dedicar un 1% o más de su PIB a cuidados sanitarios de atención primaria y mejorar con ello el acceso a servicios sanitarios de calidad cerca de cada hogar.
4. Mejorar el acceso a los medicamentos
La OMS estima que un tercio de la poblaci√≥n mundial no tiene acceso a medicamentos, vacunas, herramientas diagn√≥sticas y otros productos sanitarios esenciales. Esta falta de acceso amenaza la vida de muchas personas y puede incentivar las resistencias a medicamentos. Los medicamentos se han convertido ya, seg√ļn la OMS, en la segunda partida de mayor gasto de los sistemas sanitarios tras el coste de personal y en el mayor componente del gasto sanitario privado en los pa√≠ses de bajas y medias rentas.
Por ello, el organismo internacional, afirma que este a√Īo pondr√° el foco en las √°reas prioritarias para un acceso global, la lucha contra los medicamentos falsificados o de baja calidad y la garant√≠a de acceso a m√©todos diagn√≥sticos y tratamientos de enfermedades no transmisibles en pa√≠ses de bajos ingresos, incluida la diabetes.
5. Freno a las enfermedades infecciosas
Los retos de esta d√©cada incluyen poner freno a las enfermedades infecciosas, como el VIH, la tuberculosis, la hepatitis, la malaria o las enfermedades de transmisi√≥n sexual que se estima que matar√°n este a√Īo a 4 millones de personas, la mayor√≠a de ellas pobres. A esto hay que sumar que las enfermedades prevenibles con vacunas siguen matando, como el sarampi√≥n, que se cobr√≥ 140.000 vidas en 2019, la mayor√≠a de ellas de ni√Īos. Algunas como la polio que rozaban la erradicaci√≥n han experimentado m√°s de 100 casos el pasado a√Īo. Todo ello puede atribuirse seg√ļn la OMS tanto a los insuficientes niveles de financiaci√≥n y debilidad de los sistemas sanitarios de algunos pa√≠ses pobre como la falta de compromiso de los pa√≠ses m√°s ricos.
Por ello, la OMS avisa sin medias tintas que es urgente una acción política más decidida y un incremento de la financiación de los servicios sanitarios esenciales. Pero también una mayor inversión en el desarrollo de nuevos métodos diagnósticos, medicamentos y vacunas.
6. Prepararse para las epidemias
La OMS advierte de que cada a√Īo se gasta mucho m√°s en afrontar los brotes de enfermedades, desastres naturales y emergencias sanitarias que se producen que en prepararse para ellos y tratar de prevenirlos. Eso debe cambiar m√°s a√ļn si se tienen en cuenta que hay enfermedades de transmisi√≥n vectorial como el dengue, la malaria, zika, chikungunya o la fiebre amarilla cuyos mosquitos transmisores se est√°n extendiendo a nuevas √°reas fruto del cambio clim√°tico.
Ante esa situación, la OMS ha elaborado ya siete pasos concretos que deben adoptar los países y las instituciones y que incluyen mayor cooperación internacional y mayor financiación.
7. Proteger a la población de los productos peligrosos
La falta de comida, la comida de baja calidad y las dietas insanas son responsables de un tercio de las enfermedades mundiales, mientras en paralelo la poblaci√≥n de los pa√≠ses m√°s ricos consume bebidas con alto contenido en az√ļcar, grasas saturadas, exceso de sal y padece sobrepeso y obesidad de forma creciente. A los problemas relacionados con la comida de a√Īaden los del tabaco, que contin√ļa en alza en buena parte de los pa√≠ses y al que se a√Īaden las nuevas evidencias que se est√°n encontrando sobre los riesgos de los cigarrillos electr√≥nicos.
Para afrontar el reto de proteger a la población contra esta situación, la OMS celebra el compromiso de la industria de eliminar las grasas trans para 2023, pero advierte que hace falta mucho más que eso y, en materia de tabaco, pide a los gobiernos cerrar filas y fortalecer la implantación de políticas basadas en la evidencia para el control del tabaco.
8. Dar un respiro a los agotados trabajadores sanitarios
Al hablar de los trabajadores sanitarios, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no suaviza la situación: la crónica falta de inversión en la formación y el empleo de los trabajadores de la salud ha aparejado la falta de garantías de un salario decente, lo que ha llevado a escasez de trabajadores sanitarios en todo el mundo. Y esto ha provocado la necesidad de 18 millones adicionales de sanitarios en el mundo en 2030, principalmente en países de bajos y medios ingresos, incluidas 9 millones de enfermeras y matronas.
Resolver este grave problema implica fundamentalmente, invertir más en educación y estimular a los países a nuevas inversiones en la formación de trabajadores sanitarios y el el pago de salarios decentes.
9. Mantener a los adolescentes seguros
Ser adolescente es ya un factor de riesgo. M√°s de un mill√≥n de j√≥venes de 10 a 19 a√Īos mueren cada a√Īo por accidentes de tr√°fico, VIH, suicidio, enfermedades respiratorias y violencia. El consumo de alcohol excesivo, el tabaco y el uso de drogas, sumado al sedentarismo, las relaciones sexuales sin protecci√≥n y el maltrato infantil est√°n incrementando el riesgo de muerte prematura del colectivo de adolescentes y debe actuarse espec√≠ficamente sobre ellos.
En 2020, la OMS lanzará una nueva guía para orientar a los decisores políticos, trabajadores sanitarios y educadores sobre cómo ayudar a los adolescentes con medidas que tienen mucho que ver con mejorar su salud mental, prevenir el uso de drogas, la violencia y las enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados.
10. Ganar la confianza de la población.
La desinformaci√≥n en las redes sociales y la erosi√≥n de la confianza en las instituciones p√ļblicas est√° haciendo mella y quedando patente en movimientos como los antivacunas. La OMS dice estar ya trabajando con redes como Facebook o Pinterest para garantizar que sus algoritmos devuelven respuestas veraces seguras sobre temas como las vacunas o asuntos de salud p√ļblica. Con todo, pide autorreflexi√≥n a la comunidad cient√≠fica y a los responsables de la salud p√ļblica: ‚Äúdebemos hacer un mejor trabajo escuchando a la comunidad a la que servimos‚ÄĚ, reflexiona el organismo sanitario mundial. Adem√°s, habr√° que invertir m√°s tambi√©n en sistemas de informaci√≥n de salud p√ļblica.
11. Evitar que las nuevas tecnolog√≠as puedan ser da√Īinas.
La OMS reconoce el avance revolucionario que en la prevenci√≥n, diagn√≥stico y tratamiento implican las nuevas tecnolog√≠as. Pero pide una mayor reflexi√≥n sobre sus consideraciones √©ticas y sociales y afrontar de forma decidida su vigilancia y regulaci√≥n. Haciendo expresa referencia a cuestiones como la edici√≥n gen√©tica o la inteligencia artificial aplicada a la salud, la OMS afirma que ‚Äúsin un conocimiento m√°s profundo de las implicaciones √©ticas y sociales, estas tecnolog√≠as, que tienen la capacidad de crear nuevos organismos, podr√≠an acabar da√Īando a la poblaci√≥n a la que intentan ayudar‚ÄĚ.
12.- Proteger los medicamentos que nos protegen
Las resistencias bacterianas amenazan con llevar a la medicina moderna décadas atrás hasta la era preantibiótica, cuando someterse a una cirugía de rutina era semejante a ruleta rusa. Esta década debe afrontar de forma decidida el problema de las resistencias a los antibióticos en paralelo a una acción para el desarrollo de nuevos antibióticos.
13. Mantener nuestra sanidad limpia
Una de cada cuatro instalaciones sanitarias mundiales carece de los servicios básicos de agua, incrementando el riesgo de infección para pacientes y trabajadores sanitarios. El reto es todavía conseguir servicios básicos de agua en todas las instalaciones sanitarias en 2030.


 
Biblioteca
Actividades
Documentos
Investigación
Selección de temas
 
Cursos
  Cuidados Paliativos
(on-line)
Comités Éticos Asistenciales (on-line)
Metodología para la Toma de Decisiones Éticas
(on-line)
 
¿Quiénes somos?
Equipo Directivo
Actividades
Memorias anuales
Contacta
News
Enlaces
 
 

 

  2009 Fundación Bioética
[ARCHIVO]
8 de mayo de 2021