INICIO CONTACTE

¿QUÉ ES LA FUNDACIÓN? ¿QUÉ ES ICEB? NOTICIAS PREGUNTAS
La Neuroética debería examinar cómo los médicos, jueces y abogados, ejecutivos de compañías aseguradoras y políticos, así como la sociedad en general, tratan con todos estos resultados.
Marcus, S. J
Fundación Bioética
Actividades
Recortes de Prensa
 
Vídeos
Ancianidad: Capicua
Cerebro feliz
Cuidados Paliativos
Demencia: a primera vista
El Cerebro Ético
Perinatal Hospice
Terapia con células madre
After Cecily
 
Enlaces
ABEM
Aborto. Atención Primaria
Aceb
ACEPRENSA
Aebi
Andoc
BioEdge
BioEdge (español)
Bioeticaweb
C-FAM
Comité Bioética España
Etica y Política
FUCEB
Humanidades Biomédicas
IEB
Il Centro di Ateneo
IMABE
Instituto de Bioética IBCS
Lindeboom Institute
Observatorio de Ética, Política y Sociedad
Observatorio de Bioética
SAIB
The Hastings Center
The Linacre Centre
UNESCO
 
Publicaciones
Revistas Científicas:
- Bioética & Debat
- Cuadernos de Bioética
- Imago Hominis
- IRB: Ethics & Human Research
- The Hastings Center Report
- Persona y Bioética
- Quién
Ampliar   Disminuir
Clic para ampliar
Se煤n la asociaci贸n de profesionales por la 茅tica: COMENTARIO SOBRE LA VERSI脫N FINAL
COMENTARIO SOBRE LA VERSI脫N FINAL DE LA PROPOSICI脫N DE LEY FORAL DE DERECHOS Y GARANTIAS DE LA DIGNIDAD DE LA PERSONA EN EL PROCESO DE FINAL DE VIDA

10/04/2011


En la redacci贸n final de esta norma aprobada por la Comisi贸n de Salud del Parlamento navarro se han presentado numerosas modificaciones al texto inicial. As铆, se han suprimido varios art铆culos y otros se han modificado de modo sustancial. Hay que destacar que no se define ya la sedaci贸n terminal como derecho y tampoco se menciona la retirada de la hidrataci贸n y la nutrici贸n en la obligaci贸n de limitar el esfuerzo terap茅utico. Ambas modificaciones tienen una gran relevancia en cuanto a las implicaciones sobre los derechos y deberes de los pacientes y profesionales, respectivamente.

Por otro lado, en el apartado de las sanciones a los profesionales se ha retirado la tipificaci贸n de infracci贸n grave y sanci贸n por " incumplimiento de cualquiera de los derechos del paciente" como defin铆a el texto inicial y s贸lo se refieren, en concreto, a las infracciones por cumplimentaci贸n de datos cl铆nicos o voluntades anticipadas y al impedimento del acompa帽amiento familiar. Con esta modificaci贸n ya no se sancionar谩 al profesional que no respete el supuesto 鈥渄erecho de retirada de hidrataci贸n o nutrici贸n鈥 o el 鈥渄erecho a la sedaci贸n鈥 que no estuviera indicada o fuera contraindicada. Esta modificaci贸n permite una actuaci贸n m茅dica m谩s acorde a la buena pr谩ctica m茅dica o lex artis al servicio del paciente.

Las modificaciones hechas al texto inicial tambi茅n han permitido reforzar la idea de que no se "acorte el tiempo de vida" de modo intencionado, lo cual clarifica el camino a seguir para una 鈥淟ey de calidad en la atenci贸n al final de la vida鈥.

As铆, el texto inicial de la Proposici贸n de Ley Foral inclu铆a "la retirada de la hidrataci贸n y alimentaci贸n" y la nueva redacci贸n clarifica que deben considerarse de modo general cuidados b谩sicos que no se niegan al paciente con dependencia. No es casualidad que el reciente documento de consenso de la Organizaci贸n M茅dica Colegial (OMC) y la Sociedad Espa帽ola de Cuidados Paliativos (SECPAL) considerara la necesidad de recordar que la ley debe promover el respeto de la buena pr谩ctica m茅dica y de los c贸digos de deontolog铆a de las profesiones sanitarias. Esta afirmaci贸n deber铆a ser mencionada en cualquier texto legislativo que desarrolle estas cuestiones para consolidar el equilibrio entre la autonom铆a del paciente y el mejor cumplimiento de las normas de buena pr谩ctica cl铆nica.

En este sentido, en el texto foral finalmente aprobado persiste una inclinaci贸n de la balanza a favor de la autonom铆a del paciente (todo ello en definitiva, para consagrar los derechos de autodeterminaci贸n decisoria de las personas) que deber铆a, sin embargo, ir siempre apoyado en la experiencia profesional, que est谩 al servicio del mejor inter茅s del paciente. Tambi茅n persiste la posibilidad de 鈥渋ncapacitaci贸n de hecho鈥 a un
paciente, que podr铆a ser una v铆a de entrada respecto a la posible aplicaci贸n de sedaciones no indicadas o retiradas inadecuadas de soporte vital. De ah铆 la importancia de rese帽ar que es imprescindible velar por una actuaci贸n profesional conforme a la buena pr谩ctica m茅dica o lex artis,

Es importante destacar que existe un claro consenso en las recomendaciones aportadas por las asociaciones profesionales al Gobierno (OMC, SECPAL, sociedades de atenci贸n primaria, sociedad de enfermer铆a, Asociaci贸n contra el c谩ncer, etc.). Dicho consenso es posible siempre que exista:

1.- Acceso equitativo a Cuidados Paliativos en todas las Comunidades mediante equipo multidisciplinar con formaci贸n especializada y reconocimiento profesional.

2.- Cambio en la denominaci贸n de Ley de muerte digna por "Ley de Calidad en la Atenci贸n al final de la vida".

3. Garant铆a de buena pr谩ctica cl铆nica acorde a la deontolog铆a (especialmente en cuestiones como la sedaci贸n paliativa y los cuidados b谩sicos para la vida).

4.- Derecho a prestaciones por dependencia con car谩cter urgente para el paciente y el equivalente a la baja laboral para el familiar cuidador.

Sin embargo, tal como est谩 redactada la Proposici贸n de Ley foral, as铆 como en los otros textos legislativos auton贸micos vigentes o en tr谩mite (Andaluc铆a, Arag贸n):

1. La voluntad del paciente o su familia podr铆a obligar al m茅dico a aplicar tratamientos no indicados, como por ejemplo una sedaci贸n contraindicada y ser sancionado por no aplicarla (la sedaci贸n a la carta).

2. Simult谩neamente, no se garantiza la adecuada confianza en el profesional hasta el final de la vida al propiciar que 茅ste tenga poder para decidir actuaciones m茅dicas, al poder incapacitar a un paciente ante 鈥渄ificultades para comprender lo que se le dice鈥.

Esto indica que cuando la Sra. Ministra de Sanidad afirma que el objetivo de la futura ley estatal de cuidados paliativos y muerte digna es garantizar la seguridad de los profesionales, es bastante probable que se refiera a la seguridad de aquellos que realicen actividades no adecuadas o de 茅tica dudosa, porque los profesionales que trabajan conforme a la 茅tica profesional no necesitan ninguna seguridad, pues ya la tienen con su buena pr谩ctica cl铆nica.

La unanimidad reflejada por las asociaciones sanitarias y por el Parlamento de Navarra muestra el sentir social por el que se pide al Gobierno que no promulgue una ley de eutanasia encubierta bajo la apariencia de 鈥渓ey de muerte digna鈥 que mayoritariamente no se desea.





 
Biblioteca
Actividades
Documentos
Investigación
Selección de temas
 
Cursos
Comités Éticos Asistenciales (on-line)
Metodología para la Toma de Decisiones Éticas (on-line)
 
¿Quiénes somos?
Equipo Directivo
Actividades
Memorias anuales
Contacta
News
Enlaces
 
Colaboración económica

 

  2009 Fundación Bioética
[ARCHIVO]
23 de noviembre de 2017